La primera tienda social de Burberry y WeChat

El experimento físico-digital integra juegos, redes sociales y comercio electrónico en un entorno de retail. Combinados para su uso en el espacio físico de la tienda, estos elementos permiten a los clientes reservar probadores, preseleccionar virtualmente ropa para probarse y agendar citas con estilistas.

Para fomentar la participación, el programa WeChat también incluye un sistema de recompensas basado en el uso y las visitas a la tienda, que les permite ganar dinero social a los usuarios para desbloquear contenido, como trajes Burberry personalizados para sus avatares digitales.

“Las redes sociales son una parte cada vez más importante del recorrido del cliente y la interacción entre las redes sociales y el entorno físico es cada vez más fluida”, explica Mark Morris, vicepresidente senior de digital en Burberry. “Nuestra tienda minorista social en Shenzhen es nuestra respuesta a esto. Es un espacio donde los mundos social y físico se fusionan, tomando interacciones de las redes sociales y llevándolas al entorno minorista físico “.

Los minoristas están digitalizando cada vez más las tiendas físicas para crear conexiones más fluidas, seleccionadas y, a menudo, divertidas con los clientes.

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.