Máquina expendedora Dove

Para sumarse a resolver la problemática del cambio climático y reducir su huella ambiental, la marca Dove instaló una máquina expendedora en la Central Station de Nueva York que acepta plásticos usados como método de pago para una botella de gel de baño de la marca.

Adweek – Dove

La instalación se llama “Proud Of What We’re Made Of”

Para reducir el plástico de un solo uso, Dove ahora usa botellas hechas de plástico 100% reciclado. Como parte de su instalación los visitantes pueden depositar una pieza de plástico usado y recibir una botella de Dove Body Wash en su nuevo envase de plástico reciclado.

Adweek – Dove
Adweek – Dove

Además, la máquina está hecha de madera y aluminio y funciona con energía solar.

Esta iniciativa está ligada con su promesa de marca de dejar de utilizar plásticos hacia el 2025.

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.