Vida subterránea

Ante un calentamiento global que alarma cada vez más, existe una incertidumbre de qué pasará en un futuro, cómo viviremos, cuál será el ecosistema en el que nos desenvolveremos, sin embargo muchos se han dado a la tarea de optar por nuevas avenidas.

Lowline Lab es una startup que trata de transformar un espacio tradicional en el futuro de la vida bajo tierra.

Crearon un concepto de parque subterráneo en una estación abandonada en Nueva York. Además implementaron una tecnología la cual por medio de discos solares en la superficie refleja la luz solar hacia lo subterráneo haciendo posible la fotosíntesis en miles de especies de flora.

Lo que quieren lograr con esto es crear nuevos espacios para generar comunidad, hoy en día el parque está abierto al público donde han organizado todo tipo de eventos, desde clases de yoga hasta encuentros entre amigos.

¿Cómo podemos aplicar las energías renovables para crear vida en lugares no convencionales?

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.